Perpiaño

Los perpiaños son piezas en forma de prisma de aproximadamente 45 cm de alto y 20 cm de grosor. La longitud es mucho más variable. Tradicionalmente tienen acabado rústico y se emplean para la construcción de chalets o recercados.

En la actualidad, las nuevas tecnologías permiten mecanizar este producto y darle cualquier tipo de acabado superficial, como el flameado o el abujardado. También se están empleado perpiaños de otras dimensiones de menor grosor y de 8 o 10 cm de espesor como forro de paredes de ladrillo.

En Dominguez Materiales de Construcción hemos querido hacer un pequeño guiño a la arquitectura gallega. Como es sabido “Galicia es, sobre todo, granito. Hemos conseguido el objetivo de construir viviendas extraordinarias utilizando esta técnica que tanto nos gusta por sus acabados y estética.

El perpiaño (del latín perpetaneus, “ininterrumpido”) es un sillar o piedra que atraviesa de un lado a otro todo un muro o pared. La pared formada por estas piedras se llama pared de perpiaño. En albañilería, se conoce como perpiaño cuando el ladrillo está asentado de tal forma que su longitud forma el espesor de la pared. A este ladrillo se le puede llamar ladrillo perpiaño, ladrillo de perpiaño o ladrillo a tizón.

La piedra, al ser un material de excelente conservación, se utiliza mucho como uno de los principales materiales empleados para la construcción de los distintos elementos que componen las edificaciones.

En Dominguez Materiales de Construcción colocamos Granito de perpiaño moreno abierto al natural en chalets y todo tipo de construcciones.

Venta de piedras naturales para perpiaño

Si estás interesado en reformar tu chalet, negocio o vivienda habitual y te gusta el estilo Perpiaño, estás de suerte. Solo tienes que contactar con nosotros o venir a visitarnos y te asesoraremos en todo lo que necesites.